domingo, 20 de marzo de 2016

LA ÚLTIMA CIUDAD DE AL-ÁNDALUS NO ES GRANADA, SINO TOMBUCTÚ (EN MALI) Y FUE CONQUISTADA POR UN ANDALUZ.

Durante los siglos VIII y XV en la España musulmana se llevó a cabo una ingente cantidad de libros sobre diversas temáticas (científicas, históricas y filosóficas, religiosas...). Al -Ándalus supuso la adquisición del conocimiento  oriental y occidental, ya que por vía del Mediterráneo llegaron manuscritos del mundo islámico, Persia, la India, China y también de Grecia y de Roma.

Cuando los musulmanes salieron de España, muchos dejaron escondidos sus códices en esas tierras (los cuales aún siguen encontrándose de manera fortuita), sin embargo, otros decidieron llevarse consigo sus manuscritos. Por este motivo, hoy podemos encontrarlos diseminados en bibliotecas a lo largo de la ruta de las caravanas que emprendían desde Marruecos y que llegaba como último destino hasta Mali. El destino final de las rutas de caravanas era Tombuctú, en Mali. Esta ciudad africana posee una importante huella de la presencia hispana como consecuencia de los continuos flujos de musulmanes andalusíes  que se sumaban a las caravanas que llegaban hasta Tombuctú y que decidían asentarse allí, y también  por el estado que fundó un almeriense llamado Diego de Guevara en 1591.


La fuerte presencia hispana en la curva del río Níger duró desde el siglo XV hasta la caída del estado o “pachalato” que estableció el morisco andaluz  Diego de Guevara (también llamado Yuder Pachá), quien lideró un grupo de mercenarios  al servicio del ejército marroquí para conquistar Mali.
No obstante, aunque con menos fuerza y de forma más débil, la impronta andalusí  tras la caída del “pachalato” siguió permaneciendo hasta la actualidad.


INFLUENCIA ANDALUSÍ EN TOMBUCTÚ

Aquí se encuentra una biblioteca andalusí en cuyos  manuscritos encontramos notas que añadieron los antiguos dueños de estos códices donde nos hablan de Al-Andalus: en ellas describen sus ríos, montes  y ciudades antes de la llegada de los musulmanes y después de la conquista. También relatan los problemas entre Granada y Castilla, y los deseos de regresar.

También podemos observar presencia Andalusí en las mezquitas de Tombuctú. La más importante (la Mezquita de Djingareyber) fue construida por un arquitecto granadino y en  la segunda (la Mezquita de Sankore) se estudian textos andalusíes.

Desde 1591 hasta 1618  administración de  Tombuctú hablaba  únicamente en castellano. Y hasta el siglo XVII su población se comunicaba  en español,  pero cuando los descendientes de moriscos y godos fueron apartados del poder también  relegaron esta lengua para imponer el árabe como idioma de comunicación.

Mezquita de Djingareyber construida en Tombuctú por el arquitecto
granadino Abu Haq Es Shaheli en 1327. Cobró por ella 170 Kg de oro.


















Pero a pesar de todo,  fue tanto el prestigio y la marca de este estado  que se configuró por Diego de Guevara que actualmente en los pueblos que hubo presencia de su ejército siguen manteniendo una clase de casta dirigente que no son ni más ni menos que los descendientes directos de aquellos soldados. Es decir, la etnia que se ha ido constituyendo a través del mestizaje entre los soldados de Diego con las nativas de la región y sus sucesivas descendencias se les ha denominado “los armas", y estos han seguido teniendo influencia en los distintos regímenes que se han ido creando en esa parte de África. A los arma se les considera señores naturales de esa región y a sus cabecillas se les nombra alcaldes en las poblaciones con presencia arma. A este grupo se le diferencia fácilmente del resto porque portan siempre consigo la espada que heredan de su antepasado y un turbante característico con los que son reconocidos.

Un arma de Tombuctú con su espada y turbante propio.
Se estima que de este grupo étnico quedan unas 20.000 personas aprox.

 Durante siglos esta ciudad de Mali ha supuesto la presencia viva de España. “Los nobles parientes de la curva del Niger” (como así les denominaba Ortega y Gasset) han mantenido viva la llama hispana siglos después de la conquista que realizó el morisco andalusí  Diego de Guevara en Tombuctú.

 Está claro que la última ciudad de Al- Ándalus no fue Granada, sino Tombuctú.

No hay comentarios:

Publicar un comentario