viernes, 5 de febrero de 2016

EL DESCONOCIDO VÍNCULO ENTRE UNA LEYENDA EGIPCIA SOBRE EL ESCORPIÓN , LA MAFIA ITALIANA Y EL BESO DE LA MUERTE.


Los escorpiones forman parte de la mitología de numerosas civilizaciones. Existen unas 1.400 especies de escorpiones en el mundo, sin embargo, solo una veintena son mortales para el hombre.
Se encuentran distribuidos en todos los continentes con excepción de la Antártida y han convivido siempre -en mayor o menor medida- con el hombre, por lo que ha sido protagonista de cuantiosas leyendas.

Para los aztecas el escorpión era “el Señor de los infiernos”, en la cultura maya le dieron el nombre de “Signo de Dios Muerte”. En Mesopotamia –sumerios, acadios y asirios- temían a los escorpiones, les consideraban elementos malignos y con frecuencia les otorgaban el trato de “demonio”. Les asociaban a lugares  yermos e inhóspitos y  simbolizaban la sequía y el desierto. Un claro ejemplo es el demonio  mesopotámico Pazuzu, que era caracterizado con cola de escorpión- entre otros atributos- y personificaba las tormentas, las plagas y enfermedades. Sin embargo, lo veneraban para tenerlo contento.
El demonio Pazuzu por detrás.
Pazuzu de lado.














En Egipto y Nubia varios dioses tomaban aspecto de escorpión o lo llevaban como atributo. Este es el caso de Serket o Tabithet. Lo divinizaban para obtener su protección. Y no olvidemos mencionar al llamado rey Escorpión que logró unificar el Alto Egipto- protagonista de anteriores publicaciones-.

Serket, con el escorpión como
atributo en la cabeza.Su nombre
significa " la que facilita la respiración
de garganta" ya que la picadura de
escorpión produce ahogo y ella lo evitaba.

La diosa egipcia y nubia Serket. 



El escorpión también figura en la mitología griega, una de las versiones de la muerte del gigante  Orión nos cuenta que murió por la picadura de un escorpión tras haber ido de caza y jactarse de que podía asesinar a todos los animales de la Tierra. Posteriormente Zeus los trasformó en constelaciones y los colocó en extremos opuestos de la bóveda celeste de forma que cuando Escorpio sale por el horizonte, Orión se oculta huyendo del animal que causó su muerte.

Curiosamente todas estas culturas, algunas tan alejadas de otras, identificaron al escorpión con la constelación Escorpio.

En las antiguas culturas del mediterráneo, la egipcia y la mesopotámica encontramos leyendas y mitos que beben unas de otras y que son similares  gracias al contacto directo o a la mediación de otros pueblos, como el de los navegantes fenicios que actuaron como elemento dispersador de este tipo de creencias. Una de estas leyendas decía que cuando alguien era picado por un escorpión, este dejaba en la piel una marca que se parecía a los labios de un humano, asique los antiguos decían que había recibido “el beso de la  muerte”.

El famoso episodio bíblico del  beso de Judas ha contribuido a relacionar  el acto de besarse entre los cristianos con la traición y la muerte. Tal es así que incluso la Mafia italiana lo adoptó y los ecuaces del capo  le dan en los labios “el beso de la muerte”-como ellos le llaman- a la persona que ha caído en desgracia ante los ojos del jefe y que van a asesinar.


No obstante, a pesar del estigma social que tiene el escorpión y su relación con la muerte, estudios recientes llevados a cabo en los Laboratorios Biológicos Farmacéuticos de la La Habana  han confirmado la viabilidad de producir medicamentos que curen el cáncer  partiendo de una sustancia hallada en el veneno del escorpión azul, llamada escozul.

Tal vez sea hora de cambiar la leyenda...

Escorpión azul, especie endémica de la isla de Cuba.

1 comentario:

  1. interesantisimo! informacion muy clara , gracias por compartir

    ResponderEliminar