martes, 23 de febrero de 2016

EL AVE BENNU Y SU RELACIÓN CON RA, EL FÉNIX GRIEGO CAPTURADO POR UN EMPERADOR ROMANO Y LAS DISTINTAS AVES MITOLÓGICAS DEL MUNDO.


Bennu es un ave mitológica del Antiguo Egipto que poseía la capacidad de renacer tras la muerte que el mismo se infringía en una hoguera de incienso que construía y de la cual, tras quemarse, resurgía otro pequeño Bennu. Se le consideraba un dios protector de los difuntos por esa relación con el renacer.
El origen de Bennu es controvertido, algunas fuentes afirman que se creó a sí mismo a partir del fuego que se originó en el árbol sagrado denominado Ished situado en uno de los recintos del templo de Ra, en Heliopolis. Aunque esté árbol crecía en Heliópolis, el lugar simbólico donde se desarrollaba era el cielo, la morada de los dioses. El árbol tenía un protector: el gran gato Miuty, que le defendía de un posible ataque de Apofis, la serpiente enemiga de Ra. Sin embargo, otras fuentes dicen que su origen surge del corazón de Osiris tras ser asesinado y despedazado por su hermano Seth.

La leyenda  de Bennu debió de surgir en los tiempos primitivos ya  que se ha considerado que representaba el alma del Ra, uno de los dioses más antiguos que personificaba al Sol. Ambos se levantaban todas las mañanas saliendo de su morada común: el Benben, una piedra sagrada piramidal  del templo de Ra que simbolizaba la colina primordial donde el dios se manifestó por primera vez a través de los primeros rayos de sol de la mañana. Según algunos mitos dicen que vivía  en una región de Oriente Medio, según otros, en la actual Etiopía, pero siempre terminaba llegando hasta Egipto.

Benben.
Bennu.














La antigua mitología griega también conocía un pájaro de características similares: El legendario Fénix. Al igual que Bennu, el Fénix poseía una gran belleza y  era de mayor tamaño que un águila. También regeneraba de sus cenizas y se le vinculaba con el Sol puesto que era su calor quien incendiaba el nido. Su edad oscila según los autores: Para Herodoto  alcanzaba los 500 años, pero para Hesiodo  los 97.200 años. Algunos mitos dicen que vivía  en una región de Oriente Medio, según otros, en la actual Etiopía, pero siempre cuentan que iba a  morir a Egipto.

Durante el reinado del emperador romano Claudio (siglo I d.C) -tío y sucesor de Calígula- se dijo que un  Fénix había sido capturado en Egipto y trasladado a Roma para  exponerlo en el palacio del emperador. Tras la supuesta exhibición del poder Fénix pocas personas creyeron en la palabra del emperador.

En la literatura persa también encontramos a esta criatura mítica con el nombre de Simurgh.
Algunas leyendas iraníes  consideraban a Simurgh tan viejo que incluso fue capaz de ver la destrucción del mundo tres veces. Otras defendían que Simurgh vivía 1.700 años.
Esta ave anidaba en el  Árbol de la Vida o del Conocimiento (También denominado  Hom en persa medio o Haoma en avéstico).Esta planta fue venerada por los antiguos zoroastrianos, (seguidores de una religión iraní anterior al Islam) porque creían que poseía cualidades curativas o mágicas, y es probable que la planta utilizada hoy día en la práctica del Zoroastrismo actual -la efedra- sea un sustituto.

En la obra Mantiq al-Tayr (Coloquio de los Pájaros)  se cuenta la historia de la búsqueda de Simurgh por parte de todas las aves del mundo. En el Libro de reyes de Ferdousí (Shahnameh), que recopila antiguas leyendas del Irán, se narra como Simurgh adoptó y crió al príncipe Zal después de  que su padre Saam le abandonase y despreciase por ser un bebé albino.

Simurgh y Zal.


En América también encontramos mitos relacionados con aves fantásticas. Este es el caso del ave Alicanto en Chile. Algunas leyendas afirman que se alimenta de plata y oro, por lo que sus alas irradian una luz dorada o plateada. Otras leyendas dicen que si esta ave es cazada mientras duerme, te hará de guía a yacimientos de minerales y metales preciosos, pero si al cazarla logra escaparse quedará ciego a quien intentó capturarla. Pero este no es el único ave, el Chonchón es una criatura perteneciente a la mitología mapuche, el pueblo aborigen que habita principalmente en el sur de Chile. Este ave es temida y asociada con el mal porque la leyenda cuenta que los brujos eran capaces de transformarse en ella aplicandose una ungüento mágico en la garganta, y cuyo objetivo generalmente era hacer el mal.

Otros ejemplos de aves mitológicas son el ave Hræsvelgr en las leyendas nórdicas, quien provoca los vientos con sus alas; el Suzaku en la cultura japonesa, que representa el punto cardinal de sur y también el elemento del fuego; el  Fenghuang en China,  su leyenda  tiene 7.000 años de antigüedad (por lo que no tiene conexión con el fénix occidental) y se dice que aparece en tiempos de paz  y armonía pero se oculta cuando las cosas no van bien; en Rusia encontramos al pájaro mágico Zhar-Ptitsa; en Sudáfrica encontramos a  Impundulu, asociado a los truenos, relámpagos y a la brujería; En Hungría existe el mítico ave Turul, el cual según las antiguas leyendas húngaras era el mensajero entre los dioses y los  humanos, y  podía comunicarse a través de los sueños; Los nativos norteamericanos (del actual Illinois aprox.) poseían también un ave mitológica que se alimentaba una vez al año y únicamente de niños, lo denominaban Piasa; En los bosques de la isla de Andros en la Bahamas tienen a Chickcharnie, un ave que da buena suerte si se le trata bien; En la isla Filipina de Mindanao esta Sarimanok también como ave de buena fortuna; y en  el hinduismo y en el budismo tienen al semidios Garuda, pájaro mítico jefe de todas las aves.Curiosamente en el animé "Digimón", uno de los personajes llamado Garudamón está basado en  este mítico ave.
Garudamón.
Garuda y Hanuman.














Esta claro que acudir a lo más antiguo que tiene el ser humano, como es el caso de sus leyendas más ancestrales, estimula más que cualquier invención moderna.

No hay comentarios:

Publicar un comentario