lunes, 9 de noviembre de 2015

LOS JUDÍOS DE EGIPTO QUE NO SIGUIERON A MOISÉS Y SU VINCULACIÓN CON LOS RASTAFARI; EL SIMBOLISMO DE LAS RASTAS; Y LA MARIHUANA DEL REY SALOMÓN.


Cuenta la Biblia que tras la liberación egipcia de los esclavos judíos Moisés lideró el éxodo de los hebreos hacia la Tierra Prometida: Canaán. Sin embargo, pocos saben que no todos los judíos decidieron acompañarle…

Al decretarse el fin de la esclavitud hebrea, una minoría de judíos decidió quedarse en Egipto trabajando como orfebres. Sin embargo, las crispaciones con éstos aumentaron tanto que los enfurecidos egipcios quisieron despeñar en el desierto a los judíos que se habían quedado en Egipto.
Cuenta la Historia que cuando les llevaron allí se levantaron grandes columnas de arena con tal fuerza que impedían la visibilidad de los hebreos. Así que decidieron abandonarles en el desierto.
Esta parte del pueblo hebreo finalmente se salvó y logró llegar a una región situada entre la actual Etiopía y Yemen tras mezclarse con diversos pueblos de raza negra. Ese lugar es conocido como el reino de Saba. Poco a poco los hebreos que allí se instalaron se fueron olvidando de su religión hasta que el padre de la famosa reina de Saba llamada Makeda, visitó Canaán y devolvió la fe a los judíos etíopes tras destruir al dragón al que habían empezado a adorar.

Ruinas del antiguo reino de Saba.



Su hija Makeda, que reinó posteriormente, conoció al rey de Canaán Salomón y ambos se enamoraron. Su idilio dio lugar al famoso Cantar de los Cantares. A pesar del amor que se profesaban, cada uno vivía en su reino y ninguno se sometía al otro. Ambos monarcas tuvieron un hijo al que llamaron Menelik, quien fundaría Etiopía.

La estirpe de Menelik ha llegado hasta el emperador de Etiopia Haite Selassie I, que reinó desde el año 1930 hasta 1974. Este hombre se llamaba Ras Tafari Makonnen y fue el fundador del movimiento Rastafari. Le denominaron como el León de Judá ya que era considerado descendiente del rey Salomón y por ende, perteneciente a la Tribu de Judá cuyo símbolo es el León porque el fundador de esa tribu fue bendecido por su padre Jacob como “Gur Aryeh” (Cachorro de león, en hebreo). El jamaicano Bob Marley es el representante más conocido del Rastafarismo, ya que el movimiento surgió en los comienzos de los años 1930 en Jamaica, la cual estaba nutrida de antiguos esclavos negros de origen Etíope.

Salomón  y Makeda.
En definitiva, estos Rastafaris consideraban que ellos eran descendientes de los antiguos israelitas, en concreto de la estirpe de Menelik. Las comunidades negras se fueron acogiendo a este canto universal porque se solidarizan al considerar que sufrieron los mismos dramas: la esclavitud y les deportaron. Así que tendrán que llevar su tierra en el corazón. Hoy en día el movimiento se ha extendido a lo largo de gran parte del mundo y tiene seguidores provenientes de distintas culturas, lenguas y naciones.

La curiosa Influencia del judaísmo en el movimiento Rastafari:

-Los Rastafaris son monoteístas, es decir, creen en un único dios al que denominan Jah (forma abreviada del nombre de Dios Yahveh en las escrituras hebreas).

-Las trenzas o rastas que se ponen en el cabello simbolizan la melena del león de Judá, ya que lo reivindican como parte de su herencia. A esto hay que añadir que en los años ochenta, un número significativo de los negros no-Rastafarianos comenzaron a usar las rastas como moda, y cerca de los años noventa, la tendencia de las rastas se ha expandido alrededor del mundo.

Bob Marley en el centro, el emperador Haile Salassie a la derecha, y a la izquierda el león,
animal que aparece representado en la bandera de Etiopía actualmente y cuyos colores
 se observan en el fondo: verde, amarillo y rojo.

Aunque los Rastafaris no fueron los primeros en llevarlas, ya que muchos pueblos o grupos étnicos las han usado a lo largo de la historia, como es el caso los ancestrales pueblos semitas del Oriente Próximo, los masái en África oriental, algunos sufís y faquires de la India, Nepal y Pakistán, los maoríes de Nueva Zelanda o incluso algunos clanes escoceses.

-Los Rastafaris comparan a la antigua Babilonia con las grandes capitales actuales del mundo donde se ven marginados. Pues el rey Nabucodonosor II de Babilonia había deportado a los judíos de Judá y había destruido el templo de Salomón por no pagar tributos. Por eso es algo común escuchar el término “Babylon” en las letras de sus canciones.

-Los Rastafaris son conocidos por su uso sacramental del ganja, o cannabis, al que denominan “la hierba del rey” porque la tradición cuenta que en la tumba del rey Salomón creció una planta de marihuana, la cual vinculan con la apertura de conciencia al facilitar la conexión interna y el acercamiento a su dios Jah.

Como dato final os indico que el pilar fundamental del movimiento Rastafari es el libro sagrado de tradición etíope titulado Kebra Nagast, de donde se extraen algunos de los datos citados, entre otros muy curiosos como la historia sobre el Arca de la Alianza y cómo llegó a Etiopía con Menelik I.

No hay comentarios:

Publicar un comentario