lunes, 2 de noviembre de 2015

EL CURIOSO CASO DE LOS CABALLOS EN EGIPTO


Los caballos llegaron al valle del Nilo de la mano de los primeros extranjeros que invadieron Egipto: los hicsos. Tras una paulatina emigración que se acabo trasformando en una conquista militar, los hicsos lograron dominar Egipto durante más de 100 años.

Curiosamente este pueblo invasor, con un origen étnico muy dispar, que se conformaba de inmigrantes de diversas regiones como Canaán o Siria, no interrumpió las costumbres egipcias durante su periodo de dominación, e incluso en muchos casos las tomaron como propias.
Cuando los primeros faraones del Imperio Medio lograron expulsar a los hicsos fueron lo suficientemente inteligentes como para quedarse con los aportes novedosos y prácticos que estos habían traído. Entre estos avances destacan los caballos y la rueda. Esta última desconocida para los egipcios hasta entonces, a pesar de que ya habían levantado sus majestuosas pirámides.

Tumba de Nebamon. Arriba observamos un caballo,
 mientras que en la parte inferior inferior podemos ver dos onagros,
 que junto con los asnos habían sido utilizados por los egipcios
 desde la antigüedad como bestias de carga.
A pesar del símbolo de poder que supuso el caballo ( puesto que se grabó en numerosas ocasiones a el faraón junto al corcel en batalla pisoteando enemigos) , del buen uso que se les dio y de la veneración que hacían los egipcios a todos los animales que les rodeaban, el caballo no aparece en el exótico zoológico que supone el panteón egipcio. ¿Por qué puede ser?

Para los egipcios su religión sólo podía adoptarse por personas nacidas en el valle del Nilo.(Como hoy sucede con el hinduismo y el valle del Indo). El único acceso a la inmortalidad es el Nilo y este sólo ayudaba a los que tenían su mismo origen. Así que, ¿Por qué iban a cambiar este razonamiento en el caso de los animales?


Parece ser que a los egipcios nos les importaba incorporar avances de otros pueblos en la vida terrenal... Sin embargo, en el mundo del Más Allá era diferente. Allí solo entraban hombres egipcios y.... Animales egipcios.

Como apunte final añadiros el nombre de los únicos equinos egipcios que han pasado a la Historia: " Mut está satisfecho" y "Victoria en Tebas". Estos fueron los caballos de Ramsés II que le condujeron en su carro a la batalla de Kadesh, donde obtuvo la victoria. El amor de Ramsés hacia sus dos caballos era tanto que mandó hacer un anillo en el que ambos estuvieran representados. Actualmente esta joya se exhibe de forma permanente en el Museo del Louvre después de ser regalada en 1827 por Mehmet Alí, el walí (gobernador) de Egipto.
Anillo de RamsésII

No hay comentarios:

Publicar un comentario