martes, 27 de octubre de 2015

LA INTERPRETACIÓN EGIPCIA DE LAS ESTRELLAS Y SU PLASMACIÓN EN LA TIERRA


Los egipcios recreaban en la Tierra lo que veían en el Cielo y posteriormente realizaban una interpretación.
Las tres pirámides de Gizeh fueron dispuestas siguiendo el modelo de las tres estrellas que configuraban el cinturón de Orión.
No solo orientaron las pirámides, también lo hicieron con los templos e incluso con los mínimos detalles, rindiendo así un culto estelar.
Vinculaban el orden del cielo al de la Tierra de tal manera que
llegaron a interpretar al río Nilo como la representación de la Vía Láctea en la Tierra.





















.

Y no solo eso, además sostenían que el cinturón de Orión era la reencarnación del mismísimo Osiris,
quien tras haber muerto después de reinar en la Tierra había resurgido en el cielo.Y de la misma manera afirmaban que su esposa y hermana Isis se había convertido en la estrella más brillante del firmamento: Sirio.
Este conjunto de estrellas desaparecen de la visión nocturna 70 días al año, y trascurrido ese tiempo reaparecen provocando el desbordamiento del río Nilo fertilizando así la tierra. Esto los egipcios lo interpretaban como la resurrección de Osiris (quien había sido asesinado por su hermano Seth) y su posterior encuentro con su esposa Isis que se traduciría en un futuro alumbramiento de su hijo Horus.
Curiosamente por ese motivo el embalsamamiento de los cadáveres también duraba 70 días.


No hay comentarios:

Publicar un comentario