miércoles, 27 de mayo de 2015

¿QUÉ ERA EL PITO DE UN SERENO?



Ataviado con el guardapolvo, la gorra, la pistola y el palo que conformaban el uniforme de sereno, el sereno se encargaba de vigilar las calles de su demarcación durante la noche y de velar por la seguridad en sus rondas guardándola de malhechores y ladrones. Fue una ocupación habitual tanto en España como en varios países de América, y es hoy un oficio prácticamente desaparecido.

El sereno también recogía cuantas personas se encontrasen abandonadas en la calle, prestaba auxilio a las que se lo pidiesen y recorría las calles atento al sonido de las palmas con las que los vecinos le indicaban su llegada para que les abriera el portal.

En la época colonial española también era el encargado de encender las farolas hasta que nace el Cuerpo de faroleros en 1797 con Carlos III.
Al principio carecían de remuneración, dependiendo de las dádivas que recibieran de los pobladores, hasta que finalmente su retribución fue asumida por los municipios.

Escultura del sereno en Castellón, España
Se tiene noticias de su existencia desde al menos 1715, años más tarde, en 1765, se crearía el Cuerpo de serenos.

El uso del silbato (o pito) llegó a ser tan excesivo por algunos de estos que la policía, que debía acudir en su ayuda, llegó a ignorar la señal. De este hecho deriva la expresión popular de «Tomar por el pito de un sereno», usada cuando nos referimos a que no le hacemos el más mínimo caso.

La profesión se vio abocada a la desaparición en el siglo XX con la llegada de los porteros automáticos, que no hacían necesaria su presencia en una de sus principales funciones.

Sin embargo, se ha intentado recuperar esta actividad en alguna localidad española como en Gijón en 1998, en Murcia, y en el barrio madrileño de Chamberí en el año 2006 . Se dedican a evitar situaciones incívicas en horario nocturno, o a acompañar a los comerciantes que tras cerrar y hacer caja se dirigen a ingresarlo al banco, entre otras  funciones.



En los países que aún tienen profesionales denominados serenos ya no son tal, sino más bien policías en el turno de noche.

No hay comentarios:

Publicar un comentario