miércoles, 13 de mayo de 2015

EL BORRACHO QUE CAMBIÓ EL DESTINO DE UNA OBRA ARQUITECTÓNICA



El Lyab-i Hauz (En Samarcanda, Uzbekistaán ) es la pieza central de un magnífico conjunto arquitectónico, creado durante los siglos XVI y XVII, que no  ha cambiado significativamente desde entonces.

En ese conjunto destaca la madraza (escuela religiosa islámica) de Nadir Diwan Begi (1622) .En realidad esta escuela religiosa se había construido en principio como caravasar ( O lo que es lo mismo un albergue o refugio en Oriente destinado a las caravanas de comercio, de peregrinaje o militares durante un largo viaje de muchas jornadas.)























Cuenta la leyenda que vino a inaugurarlo un político importante que bebió demasiado en el festejo y cuando dio el discurso de inauguración afirmó que quedaba inaugurada la madraza, en lugar del decir caravasar. Así que para no contradecirle cambiaron el destino del edificio.

Por ese motivo al edificio le faltan las dos salas con cúpula  -que se suelen situar en los laterales del vestíbulo- tan características de las madrazas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario