lunes, 18 de mayo de 2015

CIRO II DECRETÓ SENTENCIA DE MUERTE AL RÍO GYNDES



Por pocos es conocida la condena de muerte que hizo Ciro II el Grande al río Gyndes ( hoy llamado Diyala, situado entre Irak e Irán.) Pero, ¿Cuál fue el desencadenante  de esta curiosa  anécdota histórica?

Mientras los persas dirigidos por Ciro II el Grande atravesaban el rió Gyndes uno de los caballos blancos se ahogó en él y Ciro apenado por la pérdida de su noble corcel quiso castigar al río. Para ello dividió en dos partes a su ejército, cada uno en una orilla del Gyndes, marcando con cordeles 180 acequias y les ordenó que comenzasen a cavar. Finalmente las acequias se convirtieron en 360 canales que desangraron el río quedándolo reducido a una red de arroyos insignificantes.

Pero lo que Ciro no sabía es que si a algo no podemos vencer es a la Naturaleza... Así que varios años después el río regresó de nuevo a su cauce revocando la sentencia de muerte de aquel poderoso rey.



No hay comentarios:

Publicar un comentario